Los atacadores pueden ser sencillos y económicos o pequeñas obras de arte de precio elevado.

Pero si hay algo que todos ellos tienen en común es la asombrosa habilidad de desaparecer de nuestra vista cuando más los necesitemos, o incluso en el momento de mostrárselos a los amigos que recibimos en casa. Algunos de nosotros optamos por guardar los más caros en sus fundas dentro de cajas o cofres y asumir que perderemos alguno de ellos en el peor momento posible.

Para poner fin a esta situación, nuestro socio Antonio Armagro nos ha regalado por Reyes una sencilla manualidad para fabricarnos un elegante expositor con compartimento oculto donde podremos mantenerlos a buen recaudo y bien ordenados.

¡Muchas gracias maestro!

Materiales

  • Una caja expositora para bolsas de té (disponibles en bazares y tiendas de manualidades por menos de 10€)
  • Terciopelo adhesivo (disponible en papelerias y tiendas de manualidades)
  • Adhesivo de montaje.
  • Unas pinzas de bricolaje. Tambien pueden servirnos pinzas para tender la ropa.
  • Nogalina y cera de pátina para teñir la madera
  • Unas pinchos de madera para hacer brochetas
  • Papel de lija de grano medio.

 

Paso 1: Desmontaje de la caja
Comenzamos sacando las maderas que compartimentan la caja expositora, y quitando las bisagras y el cierre.

Una vez desmontadas las piezas, procedemos al siguiente paso.

 

Paso 2: Tintado de la madera
Prepararemos el tinte de nogalina, y lo aplicaremos tanto al exterior como al interior de la caja, así como a todas las piezas de madera que servían para compartimentar la caja.
Paso 3: Encolado de las piezas para el compartimento secreto
Una vez seca la nogalina procederemos a encolar al interior de la caja los travesaños, de modo que resulte un marco interior que permita apoyar la plancha de madera sobre ellos y nos quede un espacio para el compartimento donde guardaremos las fundas de los atacadores, escobillas y otros complementos que no queramos perder.

Para asegurar que la unión se realiza correctamente, aplicaremos el adhesivo a la madera y lo sujetaremos en su posición mediante las pinzas de bricolaje.

Paso 4: Aplicar la cera de pátina
Para obtener un acabado envejecido y proteger la madera.
Paso 5: Reensamblado de las piezas
   Nuestra siguiente tarea será volver a poner las bisagras y el cierre de la caja en su sitio.
Paso 6: Preparación de la bandeja de atacadores

A continuación prepararemos la bandeja para los atacadores.
Para ello, marcaremos en el panel de madera unas separaciones que como mínimo estarán distanciadas la suma de los diámetros de un atacador de competición (15mm) más dos veces el de una brocheta de madera; no obstante, es conveniente dejar unos milímetros de margen.Una vez marcado, comprobaremos que los atacadores tienen espacio suficiente.
Paso 7: Construcción de los separadores
  Encolaremos tres princhos para brochetas formando una pieza de sección triangular, y los uniremos con adhesivo de montaje al panel de madera.

 

Una vez seco, usaremos la lija para eliminar el sobrante y dale forma de chaflán a los extremos.

Paso 8: Forro de terciopelo
  Previamente, limpiaremos el polvo que pudiera haber quedado en la pieza, y procederemos a forrarla con el terciopelo rojo adhesivo.

Una vez forrado, añadiremos dos “asas” con una cinta de tela que pegaremos a la parte inferior de la bandeja, para poder sacarla con facilidad y acceder a compartimento secreto de la parte inferior del expositor.

Nuestro expositor terminado

 

Expositor para atacadores

Post navigation